Carta abierta a Rafael José. “Abandona el programa por tu dignidad”

Un fanatico de Rafael José identificado como Angel Luis Rivera Agosto escribió una carta abierta en su cuenta de Facebook la cual se volvio viral.

En la misma le pedía a Rafael José que abandonará el programa Lo Se Todo para evitarse el odio de las personas que apoyan el Boicot al programa.

CARTA ABIERTA:

Desde pequeño admiré sus dotes de cantante. Su voz potente y profunda resultaba ser muy inspiradora. Le considero una de las mejores voces que ha parido esta tierra que tanto amo. Créame que siempre lamenté no poder disfrutar más de sus interpretaciones en las ondas radiales o televisivas. También le pido que me crea cuando le digo que igual lamento las interpretaciones que hace, fuera de su voz e interpretación musicales. Me refiero al papel que desempeña en ese deleznable programa televisivo que pretende “saberlo todo” ¿Qué significa “saberlo todo”? ¿Acaso se trata de traspasar todas las fronteras de decencia, de respeto, de dignidad y consideración en aras de “saberlo todo”? ¿Por qué hay que saberlo todo? ¿Quién es capaz de manejar “toda” la “información” o el “conocimiento” que programas como ésos pretenden hacer que el mundo sepa? Si alguien se casó, se divorció, tuvo problemas, diferencias, demandas, acusaciones, agresiones o borracheras, ¿para qué? ¿Para satisfacer un morbo que exige dejar en cueros a seres humanos so pena de satisfacer el circo romano que crean cada día, en horario “prime time”?

Pero, no quería hablarle específicamente de esa intentona de programa televisivo, como tal. El mismo, y quienes lo patrocinan, tendrán algún día su recompensa. Más bien quería abordarle a usted, en su rol de conductor en el mismo. ¿No le apena participar de esa triste dinámica de hurgar en las intimidades de la gente, so pena de esgrimir un rol de “prensa” que los propios periodistas respetados en Puerto Rico lo rehúyen como gato a un baño de agua? ¿No le da vergüenza? ¿Puede mirar a sus nietos a los ojos y decirles que usted está cumpliendo con un rol edificante en la sociedad puertorriqueña? ¿O acaso el “poderoso caballero Don Dinero” puede más y lo que importa es pagar la cuenta de esos objetos que se acumulan y definen una vida sin sentido?

Usted siempre me ha parecido una persona decente, por eso le escribo esta carta abierta. Porque confío en que usted de verdad no cree en ese libreto que le preparan los productores ó libretistas de ese programa. Porque no le creo cuando mira a la cámara, aparentando tener ojos vidriosos y sensibilidades heridas, criticando la reacción de un artista al acoso y a la torpeza de alguna mala imitación de periodista, contratado para exhibir trapos y culebras. Porque confío en que usted no es parte de ese mundo de chismorreo y vanidad. Porque sus talentos se exhiben hartamente desperdiciados en la hediondez que se destila ahí, a tal punto que, si cuando cantaba no desentonaba, ahí lo hace con creces. Me parece que está a tiempo.

Tome mi consejo. Abandone ese programa y dedíquese a algo más constructivo. No acumule odios sobre su persona, que eso no le conviene a nadie. No se deje arrastrar por la corriente. Resista la tentación de “saberlo todo”, porque hay temas en la vida que necesitan ventilarse de formas mucho más solidarias y empáticas que a fuerza de un micrófono, preguntas impertinentes y lentes nutridos de morbo. Está a tiempo. Su propia dignidad como persona está en juego.