Famoso bloqueador solar quema a bebe, su madre le advierte a todos.

Rebecca Cannon había ido de visita a Newfoundland, Canadá, en compañía de su pequeña hija Kyla, de 14 meses de edad, cuando la niña sufrió quemaduras químicas en el rostro a consecuencia del uso de un popular bloqueador solar para niños.

Fue en mayo de 2017 cuando la mujer viajó para visitar a su hermana y quiso proteger la piel de su bebé con un producto especial para niños de la marca Banana Boat, con factor de protección solar 50.

Cannon había olvidado el bloqueador solar que usaba regularmente, por lo que tuvo que tomar prestado uno en spray, y después de esparcir el protector con sus manos en la nariz y las mejillas de la bebé, el rostro de la niña comenzó a hincharse y ponerse rojo.

A la mañana siguiente la situación había empeorado, pues Kyla tenía ampollas, por lo que la llevaron de inmediato a urgencias y fue diagnosticada con quemaduras de segundo grado.

La madre no podía explicarse el motivo de las quemaduras, pues además de usar el bloqueador solar, la niña había llevado un sombrero. Ningún otro miembro de su familia sufrió quemaduras por el sol, e incluso Rebecca reveló que ella no utilizó ningún tipo de producto.

“Ella fue la única que tenía puesto el bloqueador solar y fue la única que se quemó”, dijo la mujer a TODAY.

Los médicos le prescribieron una crema, pero tras dos aplicaciones, su piel enrojeció y se hinchó más. Fue entonces cuando un dermatólogo le informó a Cannon que su hija había tenido quemaduras químicas por el protector solar.

La compañía Banana Boat aseguró a través de un comunicado que sus productos se elaboran bajo rigurosas pruebas de calidad, por lo que son seguros para usar en la piel humana y no pueden provocar quemaduras de este tipo.

En el caso de Kyla, todo parece indicar que se trató de una dermatitis irritativa de contacto, según el doctor Adam Friedman.

Este tipo de reacción cutánea ocurre cuando la piel entra en contacto directo con una sustancia y produce una reacción alérgica o se daña la capa protectora exterior de la piel.

La Clínica Mayo señala que aunque la dermatitis de contacto puede controlarse con compresas húmedas y cremas contra la picazón, es necesario visitar al médico cuando la erupción provoca problemas para dormir, es muy dolorosa e intensa, cuando no mejora en tres semanas y cuando se presenta en el rostro y genitales.

En algunos casos, esta reacción puede provocar que la piel se infecte, puede causar dolor e inflamación en los pulmones, ojos y fosas nasales, además de que se puede dañar la membrana mucosa de la boca y el tubo digestivo.